• A cada niño debería de hacérsele el test.
• Lo ideal es hacerlo lo antes posible después del nacimiento.
• Las opciones de tratamiento solamente quedan limitadas después de la edad de 5 años.

Mientras más tarde se realice el análisis, las opciones para la prevención o tratamiento se reducen, es por ésto que después de los 5 ó 6 años de vida podría ser demasiado tarde para influenciar en el desarrollo de una malformación de forma efectiva.

• No-invasiva, no hay riesgo de infección.
• No incomoda al bebé.
• Fácil transporte de muestras secas de orina.
• Los metabolitos son mucho más abundantes en orina, ya que solo se acumulan en sangre cuando exceden la capacidad de filtración del riñón.

Los signos precoces de estas enfermedades son detectados a través de la detección de metabolitos anormales en la orina. La muestra de orina puede ser fácilmente recogida utilizando una de nuestras tiras de papel, enviándola después a nuestros laboratorios.

La muestra es analizada utilizando la Cromatografía de Gases y la Espectrometría de Masas. De esta forma cualquier anormalidad en la orina, como son los signos para una enfermedad genética, es detectada.